domingo, 24 de octubre de 2010

Gran éxito obtuvo el concierto YouFest (Buenos Aires)


Su aparición en escena hizo delirar al público. La Wendy Sulca que salió entonando "La tetita", su máximo hit consagrado en YouTube, no era la misma nena que mostraban los videos saltando sobre la cama o cantando con el altiplano peruano como postal de fondo. La Wendy que ayer subió al escenario, casi una adolescente, sorprendió con su carisma a los que asistieron anoche al YouFest que tuvo lugar en la porteña Ciudad Cultural Konex. Sobre esas tablas, y en el marco de la misma fiesta, se presentaron también El Delfín hasta el fin y La Tigresa del Oriente, otros dos personajes que instalaron sus temas gracias a la viralidad de la web.

Los tres se sucedieron anoche en un show que cerraron al ritmo de "En tus tierras bailaré", la canción en la que convergieron sus poco coincidentes estilos desde que el éxito virtual se convirtió en su común denominador. A la estrella de la música popular peruana le tocó romper el hielo, ante un público muy bien predispuesto a acompañar con coros, saltos y hasta ¡pogo! Enfundada, como de costumbre, en un traje típico, Wendy apostó a las preferidas: "Cerveza, cerveza" continuó la fiesta y acrecentó la ovación. El repertorio, repleto de los tonos agudos que la caracterizan, también incluyó "Papito" dedicada a Franklin Sulca, su padre fallecido. Y terminó con una perlita, de regalo al público: una versión tan insólita como real de "Like a Virgin", de Madonna.

Escena II: y ahora... el pasito del Delfín. La segunda parte del show fue para Delfín. El ecuatoriano compartió el escenario; convocó a Marley (sí, el conductor, que disfrutaba de la fiesta en el sector VIP) y a algunos miembros del público para recrear un paso de baile que instaló entre sus fans de Internet: su marca personal, claro. El movimiento hizo volar los flecos de su atuendo y mover a los que disfrutaban al frente de la tarima. "No puede seeeer", la frase que introduce su tema más popular ("Torres gemelas") sirvió de muletilla para arengar a la masa.

Escena III: grrr. La Tigresa del Oriente compensó con su singular producción sus escasas dotes vocales. De negro ajustado, mostró las garras y rugió con su "Nuevo amanecer" para los jóvenes que, a esa altura, abrían rondas en la pista del Konex para darse envión, lanzarse hacia el centro y dar fuerza al pogo.

Escena final: triángulo de amor bizarro. Pasadas las 3 de la mañana, el final puso a los tres artistas en escena. Juntos, aplacaron sus diferencias en un mismo son. El tema-delito cuyo autor intelectual es nada menos que Gaby Kerpel, quien supo musicalizar los espectáculos de De La Guarda, por ejemplo, hizo que todos entonaran "Israel, Israel, qué bonito es Israel". ¿Será ese el próximo destino, cuando el trío termine su primera gira por Latinoamérica?.

1 comentario:

Diego dijo...

Por dios que letras mas pateticas, en verdad me da verguenza que esta mocosa sea peruana, el hecho de que uno haya sido pobre no te da derecho a cantar estupideces, los peruanos tenemos mas que ofrecer, como talento, inteligencia, creatividad, no mereces ser peruana si solo cantas sandeces sin sentido, pero a la ves me siento alegre que estes en argentina, espero te quedes alli y no vuelvas al Peru, alla si les gusta la mierda que cantas